Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Viernes 21 de diciembre de 2012
Categorías:  Sistema VAC, Multimedia Capital
Suprimidos los impuestos a los intangibles de información

El 65% de los votantes de Oklahoma han votado a favor de quitar los impuestos que penalizaban los intangibles de información. Marcas, derechos de autor…

En la historia de los activos intangibles de información ha nacido el “caso Oklahoma”.

En el estado norteamericano de Oklahoma en las recientes elecciones presidenciales del 6 de Noviembre último también se votaba una enmienda legislativa sobre la Propiedad Personal Intangible. Se votó a favor o en contra de quitar los impuestos a las patentes, invenciones, fórmulas, diseños, licencias, pólizas de seguro, el software de los ordenadores, las marcas comerciales y otros activos intangibles de información, y fue aprobado por el 65% que votó a favor de eliminar los impuestos.

Bajo el título “Enmienda para prohibir los impuestos a los intangibles en Oklahoma” e identificada como la Pregunta 766 (Question 766), en el texto de la enmienda entregado a los electores para que decidieran su voto se explicaba entre otras cosas que “La Propiedad Personal Intangible es una propiedad cuyo valor no se deriva de sus atributos físicos, sino de lo que representan o evidencia”. Aclarando al elector que “La Propiedad Personal Intangible que actualmente tiene impuestos dejará de tenerlos si se aprueba”.

De los más del millón doscientos mil votantes 824.742 (65%) votaron a favor de prohibir los impuestos a los intangibles de información y algo más de la mitad, 444.637 (35%) votaron en contra. Aprobándose así la supresión de los impuestos. (Ver documento).

Este caso tiene especial relevancia por el debate público mantenido durante los meses precedentes a la votación, sus argumentos, y la decisión mayoritaria de la sociedad de este estado. (Ver vídeo de la derecha)

Lo que representa el “caso Oklahoma

En términos de lo que representa la información como materia intangible, el texto de la propia enmienda legislativa facilitada al elector para emitir su voto especifica que su valor está precisamente en que “no se deriva de sus atributos físicos, sino de lo que representan o evidencia”. Lo que coincide con la norma europea de contabilidad sobre los activos intangibles (NIC38), que declara que su valor está en que es “un activo identificable, de carácter no monetario y sin apariencia física”. Aunque los estados europeos aplican la norma de forma desigual.

Los argumentos utilizados en la campaña fueron, en síntesis, un debate entre competitividad y el llamado estado de bienestar. Los que estaban a favor de suprimir los impuestos alegaron que si no se hacía las empresas tecnológicas y otros muchos negocios de creación e innovación se irían a otros estados, y ello no solo hacía perder competitividad a la industria de Oklahoma sino muchos miles de puestos de trabajo. Mientras que quienes defendían mantener los impuestos, alegaban que suprimirlos puede suponer una menor recaudación fiscal que puede redundar en menos recursos públicos para la educación.

El “caso Oklahoma” sobre la supresión de impuestos a los intangibles de información establece además una referencia en otros cuatro aspectos: no es una cuestión de grabar o desgrabar sino de suprimir esta carga fiscal sobre lo que es el principal motor de la sociedad de la información, la competitividad y creación de empleos; se especifica de forma extensa lo que un gobierno reconoce como activos intangibles de información; y se reconocen además como “propiedad personal” aunque la entidad personal sea una empresa, como hace el conjunto de la legislación estadounidense; y refuerza una tendencia de futuro.

Un ejemplo para España y los europeos

Para los países como España y todos los europeos, la referencia de Oklahoma supone un desafío a su competitividad de cara a futuro y en el mercado global, porque representa un modelo que no castiga fiscalmente la creatividad, innovación y competitividad, sino que la fomenta para generar crecimiento, riqueza y empleo. Y que ha sido decidido muy mayoritariamente por los ciudadanos. Pero en el que han participado de manera muy activa y pública compañías como Bell Telephone y la Cámara de Comercio.

Oklahoma tiene lo que se considera técnicamente pleno empleo, un 5,2% de paro, según las estadísticas oficiales del gobierno USA (2,7 puntos menos que la media nacional y la mitad que California, 10,2%). Y no quiere perder esa posición, sino que sus ciudadanos votan por mejorarla y hacer de su estado, con este tipo de medidas, una fuerza de crecimiento y competitividad global dentro y fuera de Estados Unidos.

AS© 2012
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: