Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Lunes 30 de noviembre de 2009
Categorías:  
Un nuevo modelo de riqueza

El sistema sospecha de sí mismo. Dubai es el penúltimo episodio que confirma la crisis letal de un sistema basado en la riqueza material, en cuya lista de riesgos aparece la gran banca y las aseguradoras

Cuando las grandes entidades financieras y aseguradoras aparecen en la lista de riesgo para el sistema global y bajo escrutinio del Consejo de Estabilidad Financiera (FSB) en el que participan todos los gobiernos, bancos centrales, e instituciones reguladoras, es porque todos están bajo sospecha. La crisis de la deuda de Dubai, un icono de la riqueza asociada al lujo material, ha demostrado que los motivos de que el sistema sospeche del propio sistema, siguen siendo fundados. El mundo camina hacia un nuevo modelo de riqueza.

El modelo de desarrollo y progreso de la Sociedad de la Información está basado en la abundancia del conocimiento, no en la abundancia material. A mayor conocimiento mejor desarrollo y bienestar en el orden de lo material, los valores humanos y sociales. Los bienes materiales son medios, el conocimiento y los valores que lo sustentan, un fin.

El sistema financiero está lleno de expertos, premios Nobel, y analistas, que usan las herramientas más sofisticadas. Y, sin embargo, cuando Dubai se da el batacazo y se pone en riesgo el pago de la deuda que para los bancos extranjeros asciende a 130.000 millones de dólares en los Emiratos Árabes, los mercados reaccionan “con sorpresa”. Lo que revela la existencia de algo más dramático que la crisis financiera en el sistema internacional: confirma la resistencia del sistema al cambio. De hecho la crisis de la deuda de Dubai contiene el mismo patrón que todas las que desde 2007 han conducido a una crisis global del sistema: crisis de credibilidad, confianza, y transparencia. La crisis es de un cambio de modelo de una economía industrial a la Sociedad de la Información.

El círculo virtuoso del sistema global

El círculo virtuoso de un sistema global es el valor añadido de la comunicación (VAC). Gestionar la información para que genere valor añadido por sí misma hace que se optimice el potencial de todo proceso. Si todo usuario puede verificar mediante la información en tiempo real el proceso de sus inversiones, de sus impuestos, o de las decisiones que adoptan los gobernantes y representantes políticos, ganará confianza por la transparencia del sistema. Si no, el sistema genera desconfianza, y produce crísis y pérdida de valor.

En la Sociedad de la Información gobierna la información. Lo que ha cambiado la dimensión de la realidad, porque la información es la medida de lo absoluto. La información no es un medio, aunque la mayoría siga hablando de medios de información. La información es la materia intangible que altera y da forma a todo lo demás (infomateria). La información altera el tiempo y el espacio, ha cambiado nuestras herramientas de producir y pensar, y da vida a una nueva vida. Hoy los telespectadores ven como los niños se educan con sistemas que mueven el cursor del ordenador mediante sus órdenes cerebrales, a través de un diminuto chip que se pega en su frente.

En términos humanos la nueva dimensión es la del usuario. Los conceptos de cliente, paciente, lector, empleado…han dado paso a la figura del usuario de información, que supone un desarrollo de su potencial de conocimiento en magnitudes muy superiores a las desarrolladas hasta ahora.

Este cambio de dimensión ha puesto en crisis el sistema basado en la riqueza material. Cuando se tiene la riqueza material como un fin, se utiliza la información para desinformar y falsificar los procesos con interés de enriquecimiento partidista, económico y de poder. El coste de la desinformación es lo que da la medida del alcance de la crisis. El modelo español de Zapatero es otro ejemplo práctico de como un gobierno basado en la desinformación y la propaganda, conduce al empobrecimiento material y cultural

Antxón Sarasqueta
Madrid, 30 de noviembre de 2009

Ver artículos

El coste de la desinformación
Éxito del modelo de crisis en España
Una caída histórica cantada
El progresismo que no deja progresar
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: