Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Miércoles 20 de mayo de 2009
Categorías:  
La sociedad zombi

No es ignorancia lo que le lleva a la ministra Bibiana Aido a afirmar que un feto no es una vida humana, sino la esencia del proyecto Zapatero

Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no es un ser humano”, dijo el 19 de Mayo de 2009 la ministra de Igualdad del Gobierno socialista español, Bibiana Aido. El mismo día, su presidente, José Luis Rodriguez Zapatero, justificó la medida anunciada de legalizar el aborto libre y sin necesidad de consentimiento paterno para las jóvenes de 16 años.

Ante este supuesto, la relación de los padres con sus hijas la calificó de interferencia. “No privemos ni interferamos en la decisión libre e íntima de la mujer”, dijo Zapatero.

Nada de este pensamiento es producto de la ignorancia o deconocimiento científico, como han dicho algunas críticas, sino que forma parte de la esencia del proyecto ideológico y político que está implantando Zapatero en España.

La ejecución del proyecto socialista

Zapatero ha planificado una sociedad de zombis. La ideología radical consiste en esa desconfiguración del ser de la persona y su realidad. “De lo que se trata es de la producción de otro individuo”, afirman los teóricos marxistas Ernesto Laclau y Chantal Mouffe, en su libro “Hegemonía y estrategia socialista: hacia una radicalización de la democracia”.

La ideología radical, como el marxismo-leninismo, hace del ser humano un mero instrumento del sistema. La persona pierde su condición humana de hombre y mujer, para convertirse en una cuota en función de su sexo. En este proyecto se utiliza una terminología engañosa y falsa para esconder los cambios radicales. Se llama igualdad a la sociedad-cuota, en la que el ser humano ve recortados sus derechos y libertades.

Una sociedad sin valores, dominada por el relativismo moral, y sometida a un proceso rupturista en el que todo deja de tener sentido, es el modelo socialista de una sociedad tutelada por su hegemonía de poder.

En este programa, la nación, la verdad, la democracia, la vida, pierden su ser y su naturaleza, y dejan de tener sentido. De igual forma que “el concepto de nación es un concepto discutido y discutible”, según afirmó el propio Zapatero el 26 de Enero de 2006, la vida de un feto no es humana hasta que lo dice el Gobierno, o se multa a los comerciantes por rotular en español. “Estoy más de acuerdo con que se multe en Cataluña a comerciantes que rotulen solo en castellano”, ha dicho Zapatero (7 de Marzo de 2008).

Desde que llegó al Gobierno en 2004, Zapatero está desarrollando un proyecto que consiste en una subversión de valores, mediante un proceso de ingeniería social y política como la que Karl Popper describió en La Sociedad Abierta y sus Enemigos (1945), como crítica a todas las formas de totalitarismo. En su diccionario, la RAE resalta que subvertir es destruir “especialmente en lo moral”.

Antxón Sarasqueta
20 de Mayo de 2009
Referencias de este artículo
Diagrama del proceso de ingeniería social en España
Dios nos dio un soplo de información
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: