Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Martes 11 de marzo de 2008
Categorías:  
La sociedad vencida

El concepto de sociedad vencida es representativo de la sociedad que renuncia a la defensa de los valores de una sociedad crítica, y que políticamente tiene un icono internacional en Zapatero.

El relativismo, el uso de la mentira, la apariencia y falsificación de la realidad, son elementos comunes que alimentan ideológicamente a la sociedad vencida. Justificar la negociación con los terroristas como algo ético y humanista (“para salvar vidas”, dice Zapatero) delata ese sentimiento y sinrazón.

Una sociedad está vencida cuando renuncia a la derrota del terrorismo. Una sociedad vencida no defiende la libertad. Zapatero es el máximo exponente político de esa sociedad. La otra cara de esta misma moneda es sustituir la alianza de las democracias por la alianza con las dictaduras y regímenes totalitarios, como es la alianza de las civilizaciones promovida por Irán el 21 de Septiembre de 1998 en la ONU, que Zapatero ha hecho suya y quiere vender electoralmente con el foro internacional que tiene lugar hoy en Madrid (al día siguiente de convocarse las elecciones del 9 de Marzo).

El sentido de las personas y por tanto de la sociedad es luchar por su libertad. La libertad no es un derecho adquirido, es un derecho humano por el que hay que luchar 24 horas sobre 24 a lo largo de nuestra vida. Porque es lo que da plenitud a los seres humanos y a nuestro proyecto de vida. Toda alternativa a estos principios y fundamentos, es contraria a la libertad. Una persona o la sociedad que no hace de la libertad su ser y su querer ser, están vencidas. Han renunciado a lo que son y aceptan que otros les sometan, impongan, y tutelen.

Cuando se habla de paz
para no defender la libertad



Durante la ‘guerra fría’ y confrontación de la democracia con el comunismo, el socialismo europeo defendió la sociedad libre. Tras el derribo del muro de Berlín y la descomposición del imperio comunista de la URSS, el socialismo europeo defiende la sociedad vencida. Prefiere organizar campañas contra el Papa que defiende la libertad, y plegarse al totalitarismo islamista cuando ataca a Occidente porque unos humoristas daneses han ejercido la libertad criticando a Mahoma.

Los que se han postulado como continuadores de la alianza de civilizaciones que promovió la dictadura iraní, Zapatero y el primer ministro turco Tayyip Erdogan, suscribieron hace menos de un año (6-2-2006) una carta conjunta criticando la libertad de expresión de los humoristas daneses (“deberían ser rechazadas desde un punto de vista moral y político”) por ironizar sobre Mahoma, pero no han suscrito ningún documento para criticar a quienes atacan al Papa. Porque quien le ataca al Papa es el propio Zapatero, y Erdogan profesa el islam. Ese es el signo de la sociedad occidental y democrática vencida.

En una larga entrevista publicada este pasado fin de semana Zapatero defiende su doctrina de diálogo con la banda terrorista ETA. No hay nada nuevo en sus palabras -excepto que reconoce su negociación con los terroristas- porque es la teoría que corresponde a los que como él llaman “fin dialogado de la violencia”, y es una descripción exacta de lo que representa la sociedad vencida. Alegando los mejores valores como son la ética, el humanismo (salvar vidas), y toda una parafernalia de justificaciones nobles, tratan de convender a la sociedad democrática de que hay que rendirse.

Cuando los regímenes democráticos y la sociedad aceptan negociar y por tanto pactar con los terroristas, han cedido al totalitarismo. Negociarán leyes, cuestiones terroriales, presos, o un comportamiento u otro del Estado de derecho, pero ya se ha cedido. Han hecho de los terroristas su interlocutor político.

Una de las principales características de esa sociedad vencida es aceptar la mentira del poder político que negocia con los terroristas, y por eso a Zapatero no le importa y confiesa sus mentiras a los españoles durante estos años de negociaciones con ETA precisamente en pleno proceso electoral. Zapatero se dirige a la sociedad vencida. Es su mercado electoral. Los socialistas continentales europeos como Zapatero saben que han perdido la sociedad crítica, la sociedad que defiende la libertad y su autonomía. Por eso juegan al engaño porque para ser mayoría necesitan los votos de los que creen en la libertad. Para darles gato por liebre.

Artículo de Antxón Sarasqueta publicado en el diario La Gaceta de los Negocios el 15-1-2008
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: