Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Domingo 01 de julio de 2007
Categorías:  
Negociación los terroristas: la contradicción como método

La doctrina del diálogo con los terroristas es contradictoria con la derrota del terrorismo y solo da cobertura política a los terroristas. Es un engaño a la sociedad para doblegarla.

La derrota del terrorismo y el diálogo con los terroristas son dos doctrinas opuestas, y sin embargo los socialistas las presentan como si fueran lo mismo y tuviesen el mismo objetivo. Esta contradicción es el eje de la legislatura de Zapatero y estará presente en el debate del estado de la nación de hoy 3 de Julio de 2007.

La contradicción como método es utilizada para trasladar un mensaje engañoso a la sociedad. En el debate del 2005 el PSOE defendió el pacto antiterrorista y al mismo tiempo promovió y aprobó una moción para dialogar con ETA. Lo que la banda terrorista aplaudió en su siguiente comunicado, porque había logrado una de las condiciones impuestas a Zapatero.

Esta contradicción hace creer a los que quieren creerlo que el Gobierno socialista quiere derrotar a los terroristas, y al mismo tiempo tranquiliza a los que han renunciado a ello y están a favor de un diálogo-rendición. Pero sobre todo trata de ocultar el hecho fundamental: que Zapatero no apuesta por la derrota de ETA sino por el pacto con la banda. Aunque haya atentados terroristas, extorsiones, y todo lo que supone en la práctica una actividad terrorista.

Todo esto ha quedado demostrado por los hechos, y forma parte del modelo de trabajo que está utilizando el centro suizo Henry Dunant que gestiona el proceso abierto por el Gobierno y ETA.

El suculento negocio de la paz

Estos llamados procesos de paz forman parte de un suculento negocio en el que participan una vasta red de organizaciones, consultoras, diplomáticos, e instituciones europeas e internacionales. Todo ello, en nombre de la paz. ¿Por qué este fin de semana el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, ha dicho a España, Suiza y Francia que no quiere su intermediación para negociar con los terroristas? Porque ha vuelto a comprobar como de esa intermediación se aprovechan los terroristas, y reducen al Estado a interlocutor bajo chantaje de la banda.

Cuando se utiliza la contradicción como método, cabe todo. Admitirlo y negarlo, decir que nunca se ha pagado un precio político habiéndolo pagado desde el principio al reconocer a la banda como interlocutor político.

Este sistema -la contradicción como método- no está hecho para mentir porque la mentira va implícita, está hecho para corromper el debate nacional y acelerar un proceso de involución democrática. Las escenas de ayer en Lizarza proyectan la imagen de ese proceso de involución. En el cual ni la policía ni los jueces garantizan que los gobiernos municipales se costituyan con normalidad, en libertad, y sin sufrir la agresión de los pro-etarras.

A quienes defienden la doctrina del diálogo con el terrorismo no les importa que se vaya filtrando sus contactos, negociaciones, y pactos, porque todo ello hace que se vaya consolidando su doctrina en sectores de la opinión pública. Lo único que les importa es que todo ello tenga el menor coste político-electoral posible. Por eso siguen utilizando la contradicción. Dicen que no han cedido pero han hecho posible que ETA vuelva a las instituciones a través de ANV.

Sin embargo, la contradicción como método sitúa a quien lo utiliza en una posición de debilidad, porque termina por descubrirse y por ser descubierto. Eso es lo que le ha pasado a Zapatero. Y es lo que no le ocurrirá a Mariano Rajoy, porque el líder popular no está en la contradicción sino en la lógica propia de quien defiende la derrota terrorista.

La fuerza y el liderazgo democrático están en la lógica de la derrota terrorista, y Rajoy puede esgrimirlos más que nunca porque desde el último debate los resultados han confirmado su diagnóstico de que el diálogo con ETA solo conducía al fracaso y a un fortalecimiento de los terroristas.

Ver artículo de Antxón Sarasqueta publicado en La Gaceta de los Negocios el 3-7-2007
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: