Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Jueves 08 de marzo de 2007
Categorías:  
España se moviliza por la libertad contra el chantaje terrorista

“No estamos ante la primera vez que un Gobierno cede al chantaje de ETA”. Con esta confesión de parte Rodriguez Zapatero reconocía en en el Senado que había cedido al chantaje terrorista.

El presidente del Gobierno español hacía esa confesión el 7 de Marzo. Unos días antes, el 3 de Marzo, el secretario general del PSOE en el País Vasco, Patxi López, había admitido implicitamente la cesión al chantaje terrorista al decir que su excarcelación “evita el estallido de la violencia en el País Vasco”.

Con su declaración en el Parlamento, el presidente Zapatero confirmaba no solo el hecho en sí de la práctica excarcelación del terrorista De Juana Chaos (25 asesinatos) sin haber cumplido su plena íntegra, sino su situación como jefe de Gobierno que actúa bajo chantaje terrorista. Confirmaba lo que está en la lógica democrática pero que hasta ese momento no había sido admitido por el gobierno socialista: negociar con los terroristas es ceder a su chantaje.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, destacaba que un presidente así no es “libre”. “Qué garantía tenemos de que el presidente es libre para tomar decisiones”, se preguntaba Rajoy. Y la eurodiputada socialista, Rosa Díez, afirmaba que “el siguiente reto es que Batasuna se presente a las elecciones sin dejar de ser terrorista”.

El precio de ceder al chantaje terrorista

Los hechos se explican por sí solos, pero las decisiones hay que explicarlas, y la excarcelación del terrorista De Juana no ha tenido ningún razonamiento convincente por parte del presidente del Gobierno a los españoles. Los ciudadanos saben en qué le ha beneficiado esta medida a los terroristas de ETA, porque ellos mismos lo han celebrado, pero Zapatero no ha explicado en qué ha beneficiado al Estado y a la libertad. Al contrario ha reconocido haber cedido al chantaje terrorista.

Esta crisis ha llevado a Rajoy, líder del Partido Popular, a convocar a los españoles a una gran manifestación el sábado 10 en Madrid en defensa de la libertad y contra la política de cesiones del Gobierno Zapatero a ETA. El líder popular ha advertido una fuerte reacción social de rechazo a esta medida y -lo que es más importante- a la política de negociaciones y pactos del Gobierno los los terroristas, y ha hecho valer sus poderes para fijar una alternativa.

Los ciudadanos conocen los hechos. Durante meses hemos asistido a un chantaje al Estado por parte de este terrorista que ya había sido condenado por 25 asesinatos. Cualquiera que repase la hemeroteca y videoteca puede ver que este ha sido un tema central de la estrategia del complejo terrorista para que el Gobierno doblase. Es otro de los precios políticos que ETA ha querido cobrarse de un Gobierno que ha renunciado a la derrota del terrorismo y apuesta por el pacto con ETA. Lo que le sitúa a su presidente bajo el chantaje permanente de los terroristas.

Los ciudadanos conocen estos hechos porque lo están viendo todos los días. Ven como ni el Gobierno ni el Fiscal del Estado hacen nada por impedir que una banda terrorista ilegalizada se mueva con toda libertad y organiza actos públicos, políticos y electorales. Por mucho que los dirigentes socialistas quieran desviar la atención atacando al PP, a las víctimas del terrorismo, o a todos aquellos que se opongan y critiquen su pacto con ETA, los ciudadanos sigue teniendo delante una realidad de hechos que le inculpan al Gobierno. Ha sido el primer Gobierno en treinta años de democracia que ha cedido a un chantaje abierto de los terroristas.

Lo que beneficia a los terroristas va contra la democracia

Cuanto más niegue el Gobierno los hechos que están a la vista de todos, peor. El Gobierno y los socialistas han explicados más de media versiones diferentes para justificar su decisión. Primero el ministro del Interior dijo que la decisión había sido exclusivamente personal, sin duda para exculpar al presidente. Pronto tuvieron que rectificar ante algo tan falso. Luego dijeron que era un acto en favor de la vida. Estuvo ágil e inteligente el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, cuando dijo que si tanto le importaba la vida al Gobierno por qué no eliminaba la ley del aborto.

Dijo Zapatero que era para “salvar la vida” del terrorista, lo que en sí mismo es falso porque no estaba en peligro, ni es un preso enfermo terminal. El hecho es que ninguna de estas explicaciones responde a la cuestión clave que interesa a los ciudadanos. ¿En qué beneficia esta medida al Estado y a la libertad, que son los fundamentos de la política de un Gobierno? Para lo que está, para lo que ha sido elegido, y para lo que los contribuyentes pagan sus impuestos.

Hasta ahora Zapatero no ha podido explicar que beneficios tiene para el Estado y para la libertad su cambio de política a favor del diálogo y el pacto con ETA. Si lo hubiese podido hacer, ya lo habría hecho. Vendió a los españoles lo que llamó un proceso de paz que también se demostró que era falso. Si algo han demostrado los terroristas es que no están dispuestos a dejar las armas, sino a rearmarse, y a que se cumplan no sabemos que tipo de compromisos que dicen que han llegado con este Gobierno. Desde luego sus portavoces, los interlocutores del PSOE y a los que el propio Zapatero cataloga como hombres de paz, recuerdan todos los días que entre estas condiciones está la anexión de Navarra al País Vasco dentro de un proceso de autodeterminación e independencia.

¿Pero con todo esto, le extraña a Zapatero que la sociedad reaccione indignada y haya decidido tomar cartas en el asunto? ¿Quién cree que va a entender que se beneficie a los terroristas, que son la principal amenaza contra el sistema y contra la Nación? Todo lo que no sea derrotar a los terroristas y fortalecer el Estado y la libertad, es actuar contra la democracia. La sociedad no está inmóvil aunque parezca dormida.

Artículo de Antxón Sarasqueta actualizado y publicado en La Gaceta de los Negocios el 6 de Marzo de 2007 bajo el título El Estado y la libertad
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: