Acceso rápido
       Categorías de artículos
       Últimos artículos
       Artículos más leídos
       Artículos más valorados
Autor:  Antxón Sarasqueta  (antxon@sarasqueta.com)
Fecha:  Sábado 15 de junio de 2002
Categorías:  
La nueva frontera de los intangibles

En Estados Unidos se están dando dos movimientos estratégicos de primer orden para el desarrollo de un modelo competitivo de futuro. Facilitar el acceso a su sistema legal para patentar software y otros productos intangibles desde cualquier parte del mundo, por vía electrónica, e impulsar cambios para introducir los intangibles en la contabilidad.


La Sociedad de Analistas de Valores de Nueva York (NYSSA) considera la contabilidad de los intangibles como “la nueva frontera”. En uno de sus últimos estudios destacó la necesidad de adaptarse a los cambios producidos por las tecnologías en lo que se ha llamado la nueva economía. “De cada 6 dólares de valor de mercado solo 1 aparece hoy en los libros de contabilidad”, dice. La mayoría de los intangibles no se contabilizan, añadén en su presentación.

“Incluso en tiempos de crisis distinguiremos a los ganadores de los perdedores por los valores intangibles de la innovación y la productividad que da lugar a las nuevas ideas, productos y procesos”, concluyen categóricos en su análisis.

“Los activos físicos, que no representan ninguna oportunidad de crecimiento, son considerados como bienes y productos, mientras que el verdadero valor de la compañía está en los intangibles”, se lee en el citado informe.

Este informe divide los intangibles en cuatro grupos. El desarrollo del conocimiento que crea nuevos productos como patentes, fármacos, software, etc.; los recursos humanos; las marcas y franquicias; y el capital estructural como los procesos y sistemas. “Este último es el grupo de intangibles que más rápido está creciendo”, confirmaba.

Las patentes son, efectivamente, uno de esos valores intangibles fundamentales. Y James Rogan, subsecretario de comercio para los derechos de propiedad intelectual, acaba de anunciar que la Oficina de Patentes y Marcas norteamericana (USPTO) va a modernizar todo su sistema para que funcione sin papeles. Todo electrónicamente. El coste de esta reforma ha sido estimado en 100 millones de dólares. Rogan ha afirmado que está en conversaciones con sus homólogos europeos y japoneses para que sea una reforma concertada y el sistema valga para todos por igual, no que el usuario tenga que enfrentarse a sistemas diferentes.

Poder patentar las cosas mediante Internet y otros medios electrónicos significa que muchos profesionales y empresarios europeos, que ahora no pueden patentar el software en los países de la UE, porque su legislación todavía no lo permite, podrán hacerlo con mayor facilidad en Estados Unidos, donde si es posible.
Comenta este artículo
(Los comentarios son moderados por el administrador de la web)
Buscador de Artículos

Buscar
Glosario
Buscar
Artículos  RSS
Acceso usuarios
Usuario:
Contraseña: